Puede que estés pensando en desarrollar una actividad empresarial de manera independiente, cumplir el sueño de ser tu propio jefe y trabajar como empresario con algún modelo de negocio que tengas en mente. Para lograr cumplir este sueño es necesario llevar a cabo una serie de pasos de manera legal y fiscal para poder ser un trabajador autónomo y crear una empresa.

Todo esto te abrirá el camino para poder invertir en una franquicia o crear cualquier otro tipo de modelo de negocio que hayas pensado, para así comenzar a emprender de manera independiente.

Comenzar a emprender de manera autónoma es una actividad realmente emocionante, el poder formar una empresa propia y trabajar en de negocios que te gusta. Pero como cualquier tipo de actividad empresarial o financiera, debe de llevar cierto orden y planeamiento antes de realizarse. Y si todo se hace adecuadamente suele acabar bien pudiendo comenzar tu aventura como empresario autónomo.

Autónomo y empresa: dos organizaciones, una finalidad

Antes que nada hay que delimitar la definición de ser autónomo y tener una sociedad. Ambas son formas jurídicas de crear un negocio de manera autónoma, pero tienen diferencias importantes que debes de tener claras antes de decidir el camino que tomará tu empresa. 

Los artículos de este blog están enfocados en ofrecer una guía a los empresarios que estén buscando hacerse autónomos y formar una sociedad. Sin embargo, hay casos en las que ser autónomo es suficiente para el modelo de negocios específico en el que se quiere trabajar y no es necesario formar una empresa, una sociedad, ahorrando así una gran cantidad de impuestos y tiempo que se utiliza en el registro. 

ser autonomo
ser autonomo

Pero también hay casos en las que si no se registra una sociedad puede llegar a ser perjudicial para el empresario, monetariamente y en otros factores importantes de responsabilidad.

Por estos motivos, hay que tener una definición clara de qué significa ser autónomo y la diferencia que tiene con formar una empresa; así como las ventajas y desventajas de cada uno frente a diferentes modelos de negocios.

Diferencias entre ser autónomo y crear una empresa

Responsabilidad

Uno de los principales aspectos a tomar en cuenta a la hora de elegir la forma jurídica con la que te registrarás es la responsabilidad que deseas asumir en el negocio.

El autónomo asume con su capital personal los riesgos presente y futuro de su actividad comercial. Esto, por ejemplo, es muy importante si estás casado y tienes régimen ganancial, porque el patrimonio de la pareja también deberá responder a las deudas que puedan derivarse de las actividades profesionales que desarrolles como autónomo.

Sin embargo, cuando formas una sociedad limitada la responsabilidad queda limitada al patrimonio y las aportaciones sociales de capital en la empresa.

Capital mínimo

El coste del tiempo y de capital es prácticamente cero a la hora de registrarte como autónomo, ya que solo requieren dos trámites: acudir a Hacienda y a la Seguridad Social.

crear empresa
crear empresa

Sin embargo, en el caso de formar una empresa para el trámite se necesitará de entre 30 y 40 días, y se requiere seguir una serie de requisitos, como el registro ante un notario, así como certificados y registros que tienen un precio considerable.

Estos son algunas de las diferencias más importantes entre ser autónomo y crear una empresa. Si piensas que la mejor opción para ti es formar una sociedad puedes continuar con esta guía en la que explicaremos los pasos que hay que seguir para hacerte autónomo y tener una sociedad.

Y si piensas que la mejor opción es solamente ser autónomo, en siguientes artículos explicaremos cuales son los requisitos y pasos que hay que seguir para hacerte autónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =